Fútbol Femenino

¡Prueba superada! Así podría resumirse la jornada en Ámsterdam. Después de casi nueve meses, las 33 participantes, procedentes de las seis confederaciones (AFC, CAF, CONCACAF, CONMEBOL, UEFA y OFC), completaron con éxito la segunda edición del Programa de Desarrollo del Liderazgo Femenino de la FIFA.

"A mí, que acabo de retirarme del fútbol en activo, este programa me ha permitido identificar mis cualidades de liderazgo", explica la exarquera internacional canadiense Karina LeBlanc, quien se retiró de la selección al término de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™ y colgó las botas definitivamente tras finalizar la temporada de la NWSL en septiembre de 2015. 

"Estas mujeres me han ayudado a darme cuenta de que, a lo largo de los 18 años que he representado a mi país, he aprendido un montón de cosas que le serán de utilidad no sólo a la próxima generación, sino a mí misma también. Las facultades adquiridas me vendrán bien para la vida. Además, estás mujeres me han animado a creer que tengo voz, que tengo fuerza. Es algo que nunca habría descubierto de no ser por las mujeres y los mentores que han participado en este programa", añade. 

LeBlanc, de 36 años, ha completado en Ámsterdam, y junto a un buen número de participantes, el tercer y último módulo de este Programa de Desarrollo de la FIFA, implementado en colaboración con la THNK – School of Creative Leadership y creado en el año 2015. Englobó un total de tres talleres colectivos (dos de los cuales tuvieron lugar en la sede de la FIFA, en Zúrich) y permitió a las participantes recabar mucha experiencia práctica. El programa se basa en tres pilares de aprendizaje: liderarse a una misma, liderar a otras personas y liderar en el marco de distintos sistemas. 

Seguir escalando y ser inspiración
"Este programa demuestra que tenemos voz", señala la liberiana Ciata Bishop, otra de las participantes. "Me alegro de que nos incluyeran. Me alegro de haber estado en la segunda edición. Esto nos permite a nosotras, las mujeres africanas, ganar confianza y estar más implicadas en el rumbo que toma el fútbol femenino de cara al futuro. Significa mucho para nosotras y ahora siento que soy un poco más extrovertida". 

Sin duda, unas palabras que ponen de manifiesto la gran importancia que tiene este programa de desarrollo para las participantes, así como las posibilidades que ofrece. Al igual que se hizo con las mujeres que completaron la primera edición, en esta ocasión también se les ha encomendado una tarea importante a las integrantes del curso 2017: que aspiren a seguir escalando en el fútbol y sirvan de inspiración a la próxima generación de mujeres. 

"Las mujeres deben tener y van a tener cada vez una mayor cabida en el fútbol", sostiene Moya Dodd, presidenta del grupo de trabajo de la FIFA del fútbol femenino. "Este programa se diseñó para aumentar el número de mujeres en puestos de liderazgo y para que encuentren su sitio en el fútbol. Tenemos aquí a más de 30 mujeres, en la primera edición fueron 35. Por tanto, hay ya docenas de mujeres que han completado con éxito este programa y están, así lo deseamos, en una mejor posición para asumir puestos de liderazgo". 

Ahora, son las federaciones y confederaciones las que, después de estar representadas por sus respectivas participantes, tienen la responsabilidad de continuar promoviendo su desarrollo y apoyarlas en la realización de sus proyectos.

 

 

 

Fuente y foto: fifa.com